sábado, 26 de julio de 2008

Amores de cuatro patas

Por mi gran amiga Laura Roldán este poema llegó a mi correo electrónico. Es un texto precioso que un amigo le dedicó a otro amigo. Una belleza.

A CHARLIE

De Carlos Virgilio Zurita

No me impida escribir sobre mi gato
lo ya dicho por Neruda, Baudelaire,
Borges o el misterioso Apolllinaire:
algo debo decir en mi formato.

Tutor de metafísica y soltero,
santiagueño con cola que rehuye
las caricias, y todo lo que fluye,
hasta el amor, eterno pasajero.

Por este mundo de simulaciones,
él descalzo y desnudo se desliza
como una sombra por habitaciones
y territorios donde nadie pisa.

Esta es su casa. Creímos ser sus dueños,
sólo somos materia de sus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada