jueves, 12 de junio de 2008

Qué fue de los actores de las viejas series







Publicada en Diario Popular en 2001

¿QUE FUE DE LOS PROTAGONISTAS DE LAS SERIES DE TELEVISION?

Por Pablo Gorlero

Qué adulto no acompaña sus recuerdos de la vida con alguna serie de televisión. El rating y el auge de las señales de cable dedicadas a estos productos (Uniseries, USA Network, Teleuno, Fox, Warner Channel) indican que estos personajes que crean imitadores se instalan en las retinas de los televidentes y reposan en ellas, en algunos casos, para siempre. Aunque para esos espectadores, Linda Carter seguirá siendo joven y bella por siempre, Lee Majors lucirá su atlético cuerpo eternamente y verían inimaginables a Starsky y Hutch sin sus ropas setentistas. ¿La razón? Muy rara vez algún protagonista de una serie de televisión pudo trascender más allá de su personaje. Y, mucho menos, llegar a la pantalla grande, por lo menos hasta la década del 90.
La gran excepción fue Steve McQueen, quien mientras protagonizaba la serie “Buscado vivo o muerto”, ya comenzaba a convertirse en estrella de cine. Del resto, son pocos los que llegaron a interpretar alguna película o a trascender un poco más allá de sus roles. Aunque todo comenzó a cambiar en los ´90, década en la que muchos actores de televisión han saltado con éxito a la pantalla grande (ver recuadro).Los personajes de superhéroes hicieron que sus protagonistas nunca pudieran sacarse las máscaras para desempeñar otros papeles por quedar eternamente identificados con esos roles. Ese fue el caso de Guy Williams. Antes de ponerse el antifaz de “Zorro” para la Walt Disney Productions, había encabezado el reparto de otra serie: “Perdidos en el espacio”. Pero el éxito de “Zorro” en España y Latinoamérica no fue el mismo que en Estados Unidos, donde Walt Disney decidió levantar su grabación porque la serie no tenía la esperada repercusión. No obstante, respetaron el contrato de los actores, y Williams vivió durante muchos años con el suculento sueldo que le pagaba el “papá” de Mickey Mouse. Se hartó de esperar que le ofrecieran papeles en cine y viajó a la Argentina en los ´70 para juntar unos manguitos recreando a don Diego de la Vega. Se quedó enamorado del país y decidió radicarse aquí. Compró propiedades y campos viviendo muy bien hasta su muerte, ocurrida unos años atrás.
A Adam West y Burt Ward, Batman y Robin respectivamente, les ocurrió algo similar. Aunque sus agentes se esmeraron por conseguirles algún papelito en cine, sólo pudieron aparecen en alguna que otra película de bajo presupuesto. Así fue que West decidió deambular por el mundo para beneplácito de los nostalgiosos de Batman. En tanto Ward optó por hacerse unos
pesitos escribiendo un libro en el que deschava las supuestas debilidades de su encapotado compañero.
Por su parte, Roy Thinnes, el carilindo que escapaba de “Los invasores”, una vez finalizada la serie que lo hizo rostro apetecible para las mujeres de la época, se dedicó a recorrer los Estados Unidos advirtiendo a las personas sobre el peligro de los platos voladores. Luego, poco se supo de él.
La película “Clarence, el león bizco” (1965) sirvió para que la historia fuera trasladada a la televisión en una serie llamada “Daktari”, en la que un veterinario estadounidense curaba a cuanto bicho se le cruzase en una reserva africana. La serie se rodó enteramente en una minireserva situada a cuarenta millas al norte de Los Angeles. Los productores del envío, Ivan Tors y Ralph Helfer, rodaron la serie durante tres años, además de explotar la reserva con el turismo. Pero una epidemia acabó con la vida de muchos animales y la serie se dejó de grabar. Así fue que Marshall Thompson, su protagonista, se decidió a trasladar su popularidad al cine. Por supuesto, sin éxito. Sólo pudo conseguir un rol coprotagónico en la película de aventuras “Viaje al fondo del mar” y, salvo alguna que otra participación, tuvo que decidir olvidarse del cine. Lo último que hizo fue, hace dos décadas, la presentación de una serie de documentales titulada “Orphans of the wild”. De la chimpancé Judith y del león bizco Clarence no se supo más nada. Pero, seguramente, fueron explotados algún tiempo más en algún otro programa.
Ron Ely, el “Tarzán” rubio de la serie rodada entre 1966 y 1968, no corrió mejor suerte. Cuando en la última temporada, serios contratiempos sufridos en las selvas de México y Brasil, donde se rodaba, hicieron que se reduzca considerablemente el presupuesto. Por eso Ely tuvo que renunciar a sus dobles y él mismo rodó las escenas de riesgo luchando con leones y cocodrilos. Un día se cayó de la liana y dieron por concluida la serie. Después, Ely se puso chocho porque lo llamaron para protagonizar la película “Doc Savage, el hombre de bronce”, en 1975. Pero no tuvo mucho éxito. Y, aunque después lo volvieron a llamar para protagonizar “Slavers”, nunca más pudo volver a tener ningún otro papel en cine.
Uno al que no le fue nada mal fue Don Adams, el “Superagente 86”. Cuando terminó la serie en 1970, protagonizó otra: “Check in out” y, luego, se dedicó a la dirección de cortos comerciales, ocupación que lo llevó a ganar un premio Clío.
En cine rodó algunas secuelas de la serie con su personaje Maxwell Smart e integró los repartos de algunas otras películas. Asimismo, se dio el gusto de prestarle su voz durante siete años a un dibujo animado que sería éxito en muchas partes del mundo: “El inspector Gadget”, de algún modo, basado en su disparatado “Superagente 86”. En tanto, Barbara Feldon, la famosa “99”, no
tuvo mucha suerte con la actuación, aunque participó en los elencos de algunas películas de bajo presupuesto. Pero no le importó, ella ganó 64 mil dólares en un concurso de preguntas y respuestas en 1957, se casó, se hizo ama de casa e invirtió todo su dinero en galerías de arte. Ahora se da el gusto de hacer un unipersonal en el “off Broadway” en el que canta su famoso hit “99”.

CRUELES SETENTA

La década del ‘70 convirtió en éxitos a muchas series de acción que resultan inolvidables para algunas generaciones, tales como “Starsky y Hutch”, “El hombre nuclear”, “La mujer biónica”, “Mujer policía”, “Mujer maravilla”, “Baretta”, “Los ángeles de Charlie” o “Chips”, entre otras.
Lee Majors creyó que “El hombre nuclear” (“Six million dollar man”) lo iba a convertir en una estrella de Hollywood. Pero se equivocó. Su carrera ascendió con la velocidad de una centella con la popularidad de su personaje biónico Steve Austin pero, cuando la serie comenzó a pasar de moda su, para ese entonces ex, mujer Farrah Fawcet acababa por eclipsar su resquebrajada popularidad. Anteriormente ya había sido la estrella joven de la serie de vaqueros “Valle de pasiones”. Después de “El hombre nuclear” tuvo la suerte de no dejar de trabajar nunca componiendo desde asesinos morbosos hasta vikingos, aunque quienes lo conocen aseguran que Lee se siente muy desdichado porque su meta era llegar a ser estrella de cine. Protagonizó docenas de películas, pero todas de bajo presupuesto o para la televisión. A su vez, la edad hizo que cambie sus encantos naturales por una prominente barriga que lució en las series “Raven”, “Promised Land” y “Daytona Beach”, de poca difusión por estas latitudes. Pero parece ser que Lee se dará el gusto de ascender ahora, con 60 años, a la pantalla grande de la mano de Universal Studios. Pero... ¡Oh sorpresa! Fue convocado para participar en la remake cinematográfica de “El hombre nuclear” que están preparando esos estudios. El protagonista sería Bruce Willis o Nicholas Cage, en tanto Majors se metería en la piel del padre de Steve Austin. También fue convocada Lindsay Wagner (“La mujer biónica”) -quien corrió mejor suerte que su partenaire y protagonizó muchas películas para televisión, adquiriendo un renombrado prestigio en el medio por sus talento-, aunque ambos todavía no dieron el “okey” definitivo. Quienes sí habrían aceptado la propuesta serían Richard Anderson (Oscar Goldman) y Martin E. Brooks (Rudy Wells), quienes tuvieron la suerte de ser convocados para los mismos papeles de la serie ya que parece ser que los años no han dejado en ellos muchas huellas.
En cuanto a Farrah Fawcett, la ex de Majors, la vida no le sonrió demasiado. Se fue de “Los ángeles de Charlie” con la promesa de que iban a convertirla en una estrella de Hollywood, pero sólo obtuvo papeles que descubrían sus limitaciones como actriz en películas muy malas. Casi inmediatamente, cayó en el olvido aunque durante toda la década del 70 fue el símbolo sexual femenino por excelencia en los Estados Unidos. En los 90 se casó con un ya barrigón Ryan O’Neill, con quien tuvo un hijo (Redmond James). Se separó el año pasado y parece que quiere volver al ruedo, pero por el camino equivocado (o no). Con 52 años posó desnuda para la revista “Playboy” en unas fotografías que reflejan que para ella no ha pasado el tiempo. Posee un cuerpo envidiable que hizo que, inmediatamente, se agote esa edición. Pero, lamentablemente, ningún productor la convocó para proyecto alguno.
No mejor suerte corrió Linda Carter (“Mujer maravilla”), otro “sex symbol” de los 70. La pobre Linda también tuvo las mejores promesas para ser convertida en una estrella de cine pero pudo obtener roles secundarios sólo en tres películas para televisión. De todos modos, la ex Miss America ganó mucho dinero posando desnuda para cuanto fotógrafo se le cruzara y son muy promocionados algunos videos eróticos en los que la ex Mujer Maravilla aparece como Dios la trajo al mundo.
Tal vez si Erik Estrada hubiera nacido veinte años después, hoy sería el Antonio Banderas de Hollywood. Pero en los 70 los productores de cine no querían saber nada con las estrellas de la TV. El actor neoyorquino de origen puertorriqueño se hizo famoso coprotagonizando la serie “Chips” y adquirió gran popularidad con el físico que logró gracias al curso de fisicoculturismo de Charles Atlas. En esa época no estaban de moda los musculosos, pero su tipo latino fornido lo convirtió en uno de los actores con más clubes de fans. Tal vez por celos se llevaba a las patadas con su compañero, el rubio Larry Wilcox. Se dice que llegaron a trenzarse a golpes en el set de filmación. También se comenta que cuando Larry se hartó de las bravuconadas de su compañero, les habría dicho a los productores: “O él o yo”. Lamentablemente, le habrían respondido “él”. Wilcox dejó la serie y fue reemplazado. Pero seguramente no está arrepentido porque le fue bastante mejor que a “Ponch”. Creó una empresa, se convirtió en un pionero de la tecnología computada y en productor de televisión, además de despuntar el vicio actuando en numerosas películas. Ganó importantes premios como productor de “El teatro de Ray Bradbury”, entre otras exitosas series y películas. Asimismo, trabajó en cine con importantes roles al lado de figuras como Lee Marvin o Charlton Heston.
Erik Estrada consiguió interesantes papeles en películas producidas para televisión, cuando finalizó “Chips”, pero nunca volvió a tener la misma popularidad y su fama y su carrera comenzaron a declinar. Hace algunos años protagonizó en México la telenovela “Dos mujeres, un camino” y trabajó como animador del ciclo “American Adventure”. Hoy se lo puede ver por algunos canales de cable haciendo un comercial sobre un producto para adelgazar en el que ni siquiera mencionan su nombre. Mientras, espera que Rick Rosner, el creador de “Chips”, lo convoque para el especial sobre la serie que está realizando para la cadena TNT.
Dispar fue la suerte de Paul Michael Glaser y David Soul, los protagonistas de “Starsky & Hutch” o “Los aventureros”. Mientras el rubio David triunfó como cantante y sigue vendiendo discos con éxito en Estados Unidos, Canadá y Australia, a Paul Michael Glaser no se lo vio demasiado ni en cine ni en televisión. Soul trabajó en películas como “Magum force”, con Clint Eastwood; “Cita con la muerte”, con Peter Ustinov; y “Pentathlon”, con Dolph Lundgren, entre muchas otras. También se destacó como director de televisión ya que se hizo cargo de varios capítulos de “División Miami”, “Hunter”, “Historia del crimen” y “Hill Street Blues” y, actualmente, es uno de los protagonistas de la comedia musical “The Blues Brothers” en Australia y Nueva Zelandia.
A Paul Michael Glaser la vida no lo trató nada bien. Cuando iba a tener a su último hijo, su esposa Elizabeth recibió la triste noticia de que su sangre estaba contaminada con el virus del SIDA. Allí comenzó el calvario de los Glaser. Cuando el bebé tenía casi un año, empezaron a detectarse los síntomas de la mortal enfermedad. Antes de cumplir los tres años, el niño falleció y, en 1995, murió Elizabeth. Durante más de una década, “Starsky” dedicó su vida a luchar contra esa enfermedad, realizando cruzadas benéficas en favor de una vacuna contra el SIDA. Actualmente volvió a casarse pero su carrera como actor está prácticamente estancada.
Ya en los 80, quienes corrieron patética suerte son los protagonistas jóvenes de la serie “Blanco y negro”. Recientemente un documental del canal “E!” develó el pasado y el presente de Gary Coleman, Todd Bridges y Dana Plato. El negrito cachetón Arnold creció, se divorció de sus padres adoptivos a quienes no volvió a ver más, nunca más creció debido a una enfermedad, gastó toda su fortuna y fue estafado por su supuesto amante. Actualmente trabajaba como oficial de seguridad en una estación de servicio hasta que golpeó a una fanática que se acercó a pedirle un autógrafo y fue condenado a varios meses de cárcel.
“Willis”, su hermano en la ficción, encarnado por Bridges, corrió peor suerte. Fue a la cárcel casi una decena de veces por acusaciones que van desde tenencia de drogas hasta asesinato. De esta última acusación fue declarado inocente y ahora está felizmente casado y con ganas de volver a trabajar como actor. En tanto Dana Plato, la encantadora Kimberley Draummond, se convirtió en una alcohólica y drogadependiente que asaltó un supermercado a mano armada y fue condenada a prisión. Cumplida su condena, salió de la cárcel y ahora se dedica a trabajar en películas eróticas.
Algunos de los que se salvaron de ser enterrados con sus personajes son Telly Savalas (“Kojak”), Angie Dickinson (“Mujer policía”), Roger Moore (“Dos tipos audaces” y “El Santo”), Tony Curtis (“Dos tipos audaces”), Kate Jackson (“Los ángeles de Charlie”) y Elizabeth Montgomery (“Hechizada”). Otros olvidados: Chad Everett (“Centro médico”), Jacklyn Smith (“Los ángeles de Charlie”), Robert Stack (“Los intocables”), Peter Falk (“Columbo”) y David McCallum (“El agente de Cipol”).

MUERTOS EN SERIE

Algunos de los famosos protagonistas de varias series de televisión fallecieron trágicamente o antes de que finalice el programa.
Actualmente todos los protagonistas de “Bonanza”, el western más famoso de la TV, están muertos. Dan Blocker, el gordito Hoss, falleció a causa de una trombosis en la 14ª temporada de la serie, que comenzó a emitirse en 1959 y, se dice, fue el más perjudicado del programa durante mucho tiempo. Se comenta que tanto Michael Landon, como Lorne Greene y Pernell Roberts firmaron un contrato que los hacía participar de las ganancias de la serie, que inmediatamente se convirtió en un éxito. El incrédulo Blocker habría arreglado un cachet fijo que no pudo modificar hasta que finalizó, luego de varias temporadas. Tras su muerte se filmaron sólo algunos capítulos ya que era el personaje más querido por el público. Antes de empezar en “Bonanza”, Landon ya había protagonizado la película “Yo fui un hombre lobo adolescente”, pero no volvió a la pantalla grande por decisión propia. Se hizo productor de televisión y le fue muy bien con “La familia Ingalls” y “Camino al cielo” hasta que falleció de cáncer. En tanto el veterano Greene tuvo que contentarse con vestir un ridículo traje plateado en la nave espacial de la serie “Galáctica”. Lo último que hizo antes de su muerte, en 1988, fue la presentación de una larga serie de documentales sobre la naturaleza.
“Alias Smith y Jones”, por estas latitudes más conocida como “Los dos mosqueteros” era un western que fue un suceso en los Estados Unidos durante tres años. Estaba protagonizada por dos jóvenes que despertaban muchos suspiros entre las fanáticas: el rubión Ben Murphy y el morocho Pete Duel. Al primero puede vérselo en numerosas películas de televisión y protagonizó otras series de menor suceso como “Gemini Man”. Pero Duel tuvo un trágico final. A los 31 años, se suicidó con un disparo en la cabeza. Fue descubierto por su novia que estaba durmiendo en otra habitación de la casa y fue despertada por el disparo. Aparentemente, tenía serios problemas de depresión, no habría podido sobrellevar su popularidad y, en los últimos tiempos, le habían quitado su licencia por conducir ebrio. Pero la estrella de la serie era Murphy y reemplazaron a Duel con el actor Roger Davis, de enorme parecido físico.
Quien se perfilaba como el nuevo “sex symbol” de los 80 fue el rubio John Erik Hexum, protagonista primero de la serie “Viajeros” y, después, de “Modelo masculino”, junto a Joan Collins. Cuando todavía no había rodado ni cinco capítulos de esta última serie, el galancete se voló los cesos jugando a la ruleta rusa en un sitio “non sancto” de California.

LOS QUE PASARON AL CINE

La década del 80 comenzó a cambiar un poco el destino de los protagonistas de las series televisivas. Don Johnson triunfaba con “División Miami” y saltaba a la pantalla grande a realizar algunos protagónicos aunque sin convertirse en una estrella. Actualmente, al ver que su carrera cinematográfica no prosperaba, optó por volver a la televisión a encabezar otras series. Del mismo modo y en la misma época, Tom Shelleck se hacía famoso con “Magnum P.I.” y, cuando terminó la serie, se dedicó a estudiar actuación. Inmediatamente, le llegaron propuestas de Hollywood como “Tres hombres y un bebé” y “¿Es o no es?”, entre tantas otras.
En la segunda mitad de esa década, la serie “Luz de luna” (“Moonlighting”) hacía famosos a Bruce Willis y Cybill Shepherd. Ambos saltaron inmediatamente a la pantalla grande aunque, Cybill se afianzó luego como estrella de la televisión en otros programas y con su propia serie.
Esos ejemplos revirtieron totalmente el panorama en los 90 y ahora protagonizar una serie de televisión implica un posible paso previo a estelarizar una película taquillera. Ahora los ejemplos son muchos. Helen Hunt (“Loco por ti”) ganó un Oscar a mejor actriz por la película “Mejor.. imposible”, tras trabajar en tantas otras y George Clooney (“ER Emergencias” y “Roseanne”) saltó a la fama mundial encarnando al encapuchado “Batman” en su tercera versión, con una seguidilla de éxitos más. Otros que saltaron de la tele al cine: Jennifer López (“South Central” y “Hotel Malibu”), Sandra Bullock (“Secretaria ejecutiva”), Johnny Depp (“Brigada especial”), Jennifer Aniston, Matthew Perry, Lisa Kudrow y David Schwimmer (“Friends”), Sarah Michelle Gellar (“Buffy, la cazavampiros”), Jennifer Love Hewitt y Neve Campbell (“Party of five”), Will Smith (“El príncipe de Bel Air”) y Ben Affleck (“Against the grain”).

22 comentarios:

  1. no todos los actores de bonanza han muerto.el actor q interpretaba a adam, sigue vivito y coleando

    ResponderEliminar
  2. Es verdad. Como casi no lo tengo en cuenta al pobre Pernell, que estuvo en menos de la mitad de los episodios de la serie. Gracias por la acotación.

    ResponderEliminar
  3. son unos bobos de primera y espero q no crescan mas por q son mas bobos cuando crecen

    ResponderEliminar
  4. creo que Kimberley Draummond se suicidó

    ResponderEliminar
  5. efectivamente se suicido ..que lastima tan bonita ella

    ResponderEliminar
  6. el actor robert pernell fallecio a principios de 2010

    ResponderEliminar
  7. John erik Hexum, no se suicido. El 12 de octubre de 1984, mientras se filmaban escenas para Cover Up, Hexum se auto-infligió accidentalmente una herida mortal cuando colocó sobre su sien una pistola Mágnum 44 falsa, que disparaba balas de fogueo. Aunque los proyectiles sólo hacían un efecto de disparo, Hexum fue imprudente al poner el arma muy cerca de la cabeza. La carcasa de la bala le golpeó el cráneo y los fragmentos óseos le destrozaron el cerebro. Hexum murió el 18 de octubre en el hospital Medical Center de Beverly Hills.

    ResponderEliminar
  8. me fascina todos esos datos historicos de actrices y actores falta muchisimo mas

    ResponderEliminar
  9. ACTUALMENTE VEO TODOS LOS DIAS BONANZA EN EL CANAL TCN, ES INCREIBLE COMO SE DISFRUTA ESA SERIE, AUNQUE LA REPITAN, LAS VEO. LAMENTO QUE SUS ACTORES PRINCIPALES YA HAYAN MUERTO.

    EDELMIRA....28/03/11

    ResponderEliminar
  10. yo tengo las fotos autografiadas de los 4 y unfoyeto del recorido por todo el rancho cuando ellos gravavan entodo color ase como 4 años se me ocurrio llevarlo a cristis casa de subastas y me valuaron todo en 60000 pesos cuanto valdran haora

    ResponderEliminar
  11. hola soy una seguidora de la serie bonanza.me fascina

    ResponderEliminar
  12. hola soy una seguidora de la serie bonanza .me fascina

    ResponderEliminar
  13. soy fanatica de la serie bonanza solo que prefiero donde aparecen el padre y sus hijos biologicos espero permanesca en el aire de tcm

    ResponderEliminar
  14. Pernel Robertt falleció, y Farrah tambien

    ResponderEliminar
  15. Gracias por el dato. Si, es que cuando se escribio la nota todavia no habian muerto.

    ResponderEliminar
  16. crei que no existia gente de tan pequeno criterio . son personajes que nos demuestras hasta nuestra epoca que la palabra vale mas que el dinero y que el apoyo familiar mas que cualquier riqueza.

    ResponderEliminar
  17. interesante su blog, imaginese todo lo que uno ignora acerca de toda esta pleyade de artistas que vimos en estas y otras series, muchas de las cuales eran totalmente carentes de la vulgaridad que hoy dia salpica la television, gracias por los recuerdos...

    ResponderEliminar
  18. En verdad muchas felicitaciones amigo por crear este espacio que nos permite viajar en el tiempo y llevarnos al pasado la serie del zorro de diney y bonanza me traen muy lindos recuerdos de mi infancia y hasta hoy dia no me canso de verlas! Mil bendiciones para usted y que dios tenga en su glora a tan fabuloso grupo de actores que lograron ganar nuestros corazones! Ali Garcia Venezuela!

    ResponderEliminar
  19. bonanza la veo todos los dias por el tcm.

    ResponderEliminar