miércoles, 2 de julio de 2008

Wrestlemania XXIV

Pablo Gorlero (o sea yo), acreditado a la XIV Wrestlemania

Estadio de Orlando, al comenzar el evento (arriba, izq.); La llegada al ring del Undertaker (arriba, der.); lucha entre cinco, "Money in the bank" (izq.); y uno de los eventos principales: Triple H vs John Cena vs Randy Orton (der.)
Algunas de las principales figuras de la WWE, en promoción de la Wrestlemania
(Fotos propiedad de WWE)

Publicado en La Nación, el 10 de mayo de 2008


El gran negocio del CATCH


Mueve millones en todo el mundo a través de la WWE, algo así como un Titanes en el ring desarrollado


Por Pablo Gorlero

(Enviado especial)

ORLANDO, Estados Unidos.- La lucha libre o el catch es un fenómeno del que hasta se refirió Roland Barthes, en su Mitologías . Rito, teatro, pantomima, deporte, combate entre el bien y el mal... son muchos los factores que conforman este espectáculo que no sólo mueve millones de fanáticos en todo el mundo, sino millones de dólares. En México es parte del folklore, y en los Estados Unidos, a partir de una megaempresa, mutó de ser un simple combate entre dos señores en slip a un negocio muy similar al que gestó Martín Karadagián en la Argentina con su Titanes en el ring, programa que acompañó a varias generaciones argentinas desde su comienzo, en 1962. Esa megaempresa, que comenzó a transformar la lucha libre norteamericana a principios de los años 80 se llamó WWF y, desde hace un tiempo, pasó a ser la WWE (World Wrestling Entertainment). En la Argentina, hizo pie en Canal 9 desde hace un año, con dos de sus tres programas pilares: Smackdown y Monday Night Raw , que se emiten los sábados y los domingos, a las 11. El otro es ECW: Extreme Championship Wrestling y los tres reúnen 16 millones de televidentes por semana sólo en los Estados Unidos. Inclusive, se ufanan de ser los creadores del sistema Pay-Per-View, que genera un promedio de 100 millones de dólares anuales en ingresos (dos mil millones en total, desde mediados de los años 80).
Una vez por año, la WWE organiza su gran megaevento: la Wrestlemania , ya un clásico que lleva 24 años y del que participaron superestrellas de la lucha como Hulk Hogan, The Rock, Roddy Piper (hoy estrellas de cine), "Stone Cold" Steve Austin, "Mr. Perfect" Curt Hennig, Bret Hart y Shawn Michaels, entre muchísimos otros.
Este año, los directivos de la WWE decidieron invitar a Orlando a periodistas de la Argentina, Brasil, Chile, México, España y China para presenciar el fenómeno. El espectáculo ya es fuerte en sus giras por distintos países y el ejemplo más cercano es Chile, donde llenó el Arena de Santiago, durante dos noches, en febrero.
Wrestlemania XXIV se llevó a cabo en el gigantesco Citrus Bowl, de Orlando, Florida, donde marcó un récord como el mayor evento en vivo en la historia de ese estadio. Reunió 74.635 fanáticos provenientes de distintas ciudades del país, que pagaron entre 40 y 250 dólares por sus boletos. Obtuvo más de 5,85 millones de dólares en venta de entradas, al romper el récord de 5,38 millones de Wrestlemania XXIII , que se hizo en Detroit. El récord de concurrencia anterior en el Citrus Bowl, de 73.358 personas, lo tenía el gran clásico de football americano Super Bowl , en 2003. Por otra parte, se calcula que Wrestlemania XXIV aportó más de 30 millones de dólares a la economía de Orlando.
Para el evento, la empresa se hizo de un hotel entero para albergar a todos sus luchadores, sus familiares, al staff técnico y de producción, a los directivos y a la prensa invitada. Y podría decirse que Wrestlemania son casi jornadas, compuestas por eventos varios en los que participan las distintas figuras de la WWE. Uno de esos mayores eventos es el Hall of Fame . Es el momento en el que se homenajean a figuras ya retiradas del mundo de la lucha libre norteamericana o a otras a punto de hacerlo. El evento principal era el protagonizado por Ric Flair, una "leyenda" de la lucha libre de ese país, que decidió retirarse en plena gloria, a los cincuenta y pico, en la Wrestlemania, enfrentando a otra de las máximas estrellas (también algo mayorcito): Shawn Michaels, algo así como el galán del ring. Y cuando lo hizo, lloró a moco tendido, habló más que Fidel Castro en un discurso y emocionó a sus seguidores.
Uno de los atractivos (para los fanáticos, lógico) que tiene este show son las historias guionadas que se tejen en torno a los "personajes" que interpretan estos luchadores. Algunos se sacan las novias o las esposas, o se acusan de borrachos, o se amenazan durante meses, para resolver todo en esos acrobáticos combates. A lo Hollywood
Cuando comienza el show, con una batalla entre 24 luchadores, cuyo ganador enfrentará al campeón de la ECW, Chavo Guerrero, ya se ve enfervorizados a los concurrentes. Luego, cada entrada tendrá su puesta en escena: pantallas gigantes, fuegos artificiales, la mayor parafernalia lumínica y sonora, etcétera. Hasta habrá invitados "externos". Alguna vez lo fue Mr. T, y hasta Donald Trump se puso la malla de lucha. Este año Snoop Dogg presentó la lucha femenina, y el diminuto boxeador Floyd "Money" Mayweather desafió al gigantesco Big Show, en una lucha en la que ganó con trampas.
En el afán de darle mayores atractivos a la audiencia, los productores crearon también combates fuera de lo común. El principal, por el cinturón de campeón, era entre tres desafiantes: los convocantes John Cena (que visitó la Argentina el año pasado para promocionar el programa), Randy Orton y el carismático Triple H. Entretanto, Chris Jericho, CM Punk, Mr. Kennedy, MVP, el puertorriqueño Carlito y John Morrison se enfrentaron en una lucha atípica. Una escalera común y corriente en el centro del ring, un maletín con dinero colgado a lo alto y una lucha por obtenerlo. Fue un alarde de acrobacias, fuerza y coreografías, que despertaron aplausos.
Todo un show, en el que la gente grita, hace exclamaciones y tiene ese comportamiento tan norteamericano. Se dice que vendrán a la Argentina a principios de 2009. 100% Lucha ya les limpió el camino devolviéndole popularidad al catch. Habrá que ver si el público se interesa por aquellos tanto como por éstos.

Personajes curiosos
"Soy de familia de luchadores y sé que esta tradición, tal vez, pueda continuarse en mis hijos. Pero también me cuido por ellos y, como cualquier ser humano que tiene un trabajo riesgoso, tengo mis temores", dice el Chavo Guerrero, de ascendencia mexicana, con pinta de galán de cine y el cinturón de campeón sobre la mesa. "A veces dicen que esto es mentira. Me indigna. Corremos muchos riesgos en esto", dice el mexicano Super Crazy, famoso también en Japón.
Sucede que los personajes son parte de la mitología del show. Por ejemplo, cuando hace su entrada el Undertaker (El enterrador), suena una música lúgubre y aparecen seres encapuchados, como de ultratumba. Es que no se sabe si está muerto. Se enfrenta a Edge, que está de novio con Vickie Guerrero, una de las directivas de la WWE y viuda del fallecido astro Eddie Guerrero.

Chris Jericho vs Morrison


5,85 Millones ganó la WWE en venta de entradas por wrestlemania XXIV.

74.635 Personas llenaron el Citrus Bowl, de Orlando, al vencer el récord del clásico Superbowl. 7500 Horas anuales de programación se ven por TV en 130 países, en 23 idiomas.

485,7 Millones de ganancias obtuvo la WWE sólo en 2007.

316,8 Millones de ganancias sólo por las televisaciones pagas o no, en los Estados Unidos y en el exterior.

165 Luchadores estrella exclusivos de la WWE



John Cena vs Randy Orton
El gran "Stone Cold" Steve Austin, con Pablo Gorlero
El Gran Kalí tiene el puño del tamaño de mi cabeza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada